¿Monero (XMR) sigue siendo competitivo en el mercado de criptomonedas?


Sabrina Martins Vieira

Descubra por qué Monero sigue vivo en el mercado, incluso si ya no se da cuenta

Contenido

  • Pero, ¿es Monero la opción ideal para actividades ilegales?
  • A Monero no le va bien, pero no está muerto

Monero (XMR) es una de las criptomonedas pioneras en el mercado blockchain, lanzada en 2014. Ha ganado popularidad entre las personas que priorizan la privacidad en sus transacciones. A pesar de su éxito inicial, Monero ha visto recientemente una disminución en la cobertura de los principales medios y puede ser percibido como menos activo en el espacio de la cadena de bloques.

Monero es una bifurcación de Bytecoin. Su objetivo principal es brindar anonimato a sus usuarios ocultando la identidad tanto del remitente como del destinatario en las transacciones. Esto se logra mediante la implementación de firmas en anillo, una técnica criptográfica integrada en la cadena de bloques de Monero para mantener el anonimato.

Las firmas de anillo permiten combinar un grupo de direcciones en una sola transacción, lo que hace imposible determinar el remitente específico dentro del grupo. Esto es para proteger la privacidad de la transacción al evitar la trazabilidad de una persona o billetera específica.

Debido a su énfasis en el anonimato, Monero se ha asociado con actividades ilegales. Esta percepción ha tenido implicaciones negativas para la reputación y aceptación de las criptomonedas.

Las características de Monero hacen que las personas asocien la altcoin con actividades ilícitas. Esto se debe a que la criptomoneda tiene una privacidad que muchos no tienen. Un ejemplo de esto es Bitcoin (BTC). El cifrado creado por Satoshi Nakamoto no tiene la funcionalidad para realizar transferencias anónimas en su código.

Bitcoin, como criptomoneda descentralizada, utiliza una cadena de bloques pública que permite transacciones transparentes. Sin el uso de un mezclador de privacidad, cualquiera puede ver estas transacciones. Como tal, puede que no sea la opción óptima para las personas que buscan realizar actividades financieras ilícitas debido a su transparencia.

Pero, ¿es Monero la opción ideal para actividades ilegales?

Se han hecho muchas afirmaciones de que el enfoque de Monero en la privacidad lo convierte en una opción atractiva para quienes participan en actividades ilegales. En 2019, el Ministerio de Finanzas de Alemania expresó su preocupación por el uso de criptomonedas orientadas a la privacidad, como Monero, con fines ilícitos. Esto ha llevado a preocupaciones similares expresadas por gobiernos de todo el mundo, lo que ha dado lugar a que varios intercambios de criptomonedas eliminen Monero y otras monedas alternativas similares que priorizan el anonimato del usuario en sus plataformas.

Vale la pena señalar que, si bien el enfoque de Monero en la privacidad puede convertirlo en una opción atractiva para la actividad ilegal, es importante recordar que el uso de un intercambio centralizado con un proceso KYC elimina el anonimato, independientemente de la criptomoneda utilizada. Además, no es justo culpar a la tecnología en sí misma por las acciones de las personas que pueden estar abusando de ella.

Es importante recordar que la falibilidad humana precede a la creación y lanzamiento de Monero. Si bien puede estar asociado con actividades ilegales, un estudio realizado por Chainalysis en 2021 encontró que solo un pequeño porcentaje de todo el volumen de transacciones de criptomonedas, el 2,1 %, se usó con fines delictivos, hasta el 0,34 % en 2020. Además, las Naciones Unidas estima que entre el 2% y el 5% del PIB mundial se utiliza para actividades ilícitas, principalmente realizadas con moneda fiduciaria.

Vale la pena señalar que, si bien las funciones centradas en la privacidad de Monero se pueden usar para el lavado de dinero u otras actividades ilegales, ese no es el propósito previsto de la criptomoneda. Monero fue creado con el objetivo de brindar a las personas el derecho a la libertad y la seguridad.

A Monero no le va bien, pero no está muerto

En el lado negativo, el volumen de negociación de Monero es bajo en relación con otras criptomonedas, a pesar de su posición como la 27ª criptomoneda más grande por capitalización de mercado. Además, las altcoins de menor capitalización tienden a tener mayores volúmenes de negociación. Además, la actividad de las redes sociales de Monero también es relativamente baja, lo que podría verse como un indicador negativo para el mercado de criptomonedas, que generalmente requiere innovación y desarrollo constantes.

En el lado positivo, a pesar de la competencia de las criptomonedas más nuevas, como los tokens de finanzas descentralizadas (DeFi), los tokens no fungibles (NFT) y las soluciones de Capa 2, la característica única de anonimato de Monero aún lo posiciona bien en el mercado. Además, Monero alcanzó su máximo histórico en 2021, a diferencia de otras criptomonedas como Bitcoin Cash y EOS, que no lograron superar su anterior ATH. Además, Monero ha experimentado una menor depreciación en el valor de su ATH que otras altcoins.



Source link

Deja un comentario

Translate »