Saltar al contenido

Prueba de participación, el plan de Ethereum para una criptografía más ecológica

 

¿De dónde viene el dinero?

Los dólares son impresos por la Casa de la Moneda de los Estados Unidos. Para las criptomonedas, la respuesta es más complicada hasta ahora, los dos tokens digitales más utilizados, Bitcoin y Ethereum, solo se han emitido para pagar las tareas realizadas por los llamados mineros en los llamados sistemas de prueba de trabajo. Es un enfoque que ha suscitado crecientes críticas debido a la gran cantidad de energía consumida y la contaminación producida. Ethereum se está moviendo a un sistema diferente, llamado prueba de participación, en un proceso conocido como fusión. Los defensores afirman que el enfoque puede reducir el consumo de electricidad de Ethereum en un 99%.

 ¿Para qué se utilizan los sistemas de “prueba de”?

Las criptomonedas no funcionarían sin blockchain, una nueva tecnología que realiza la función anticuada de mantener un registro de las transacciones ordenadas por tiempo. Lo que es diferente de los registros en lápiz y papel es que el libro mayor se comparte en computadoras de todo el mundo. La cadena de bloques debe asumir otra tarea que no es necesaria en un mundo de dinero físico: garantizar que nadie pueda gastar un token de criptomoneda más de una vez mientras manipula el libro de contabilidad digital. Las cadenas de bloques funcionan sin un custodio central, como un banco, a cargo del libro mayor: los sistemas de prueba de trabajo y de participación dependen de la acción grupal para crear, validar y guardar el registro secuencial de una cadena de bloques.

Hoy, en la red principal de Bitcoin y Ethereum, las transacciones se agrupan en «bloques» que se publican en una «cadena» pública, pero solo después de la ejecución del comando «prueba de trabajo». Con el software de Bitcoin, esto sucede cuando el sistema comprime los datos del bloque en un rompecabezas que solo puede resolverse mediante millones de cálculos de prueba y error. Este trabajo lo realizan mineros que compiten para ser los primeros en encontrar una solución y son recompensados ​​con criptomonedas gratis si otros mineros están de acuerdo en que funciona.

¿Cuáles son las desventajas de la prueba de trabajo?

Cuando Bitcoin valía centavos, la minería también era barata. Pero a medida que aumentaba el valor de la moneda, se produjo una especie de carrera armamentista, ya que los mineros invirtieron recursos en la búsqueda de nuevas monedas. El software de Bitcoin responde al aumento de la competencia aumentando la dificultad computacional.

El consumo exorbitante de electricidad resultante ha llevado a personas conscientes del medio ambiente a pedir que eviten bitcoin. La Unión Europea consideró prohibir esta práctica antes de decidir que se debería exigir a los proveedores de criptoactivos que divulguen el consumo de energía y el impacto ambiental de los activos que elijan incluir en la lista. El sistema de prueba de trabajo también ha llevado a una dominación cada vez mayor por parte de enormes granjas mineras centralizadas, un desarrollo que ha creado una nueva vulnerabilidad para un sistema diseñado para ser descentralizado. En teoría, una cadena de bloques podría ser sobrescrita por una parte que controle la mayor parte del poder minero.

 ¿Qué es la prueba de participación?

La idea detrás del sistema de prueba de participación adoptado por Ethereum es que su cadena de bloques se puede proteger más fácilmente si le da a un grupo de personas un conjunto de incentivos de zanahoria y palo para colaborar. Las personas que hayan apostado o apostado 32 Ether (1 Ether se negoció a alrededor de $ 1,900 a mediados de agosto) podrán convertirse en «validadores», mientras que aquellos con menos Ether pueden convertirse en validadores conjuntos. Los validadores se eligen para ordenar transacciones en un nuevo bloque en la cadena de bloques de Ethereum.

Si un bloque es aceptado por un comité cuyos miembros se llaman atestiguadores, los validadores reciben Ether. Pero alguien que intentara frustrar el sistema podría perder las monedas apostadas. El sistema de prueba de participación de Ethereum ya está probado en una cadena de bloques, llamada Beacon Chain, que es independiente del sistema de prueba de trabajo; hasta ahora, se han apostado allí 25.000 millones de dólares en Ether. Se espera que las dos cadenas de bloques se fusionen en septiembre.

 ¿Cuáles son las ventajas del sistema?

Se cree que cambiar a la prueba de participación reduciría el consumo de energía de Ethereum, estimado en 45 000 gigavatios hora por año, un poco más que el de Nueva Zelanda, en un 99,9 %. En términos de huella de carbono, sería esencialmente como cualquier otra operación de Internet cuyo consumo de energía implica nada más que operar una red de computadoras, en lugar de una empresa que se asemeja a una colección de gigantescas fábricas digitales.

 ¿Cuáles son sus vulnerabilidades?

La prueba de participación está menos probada que la prueba de trabajo, que ha estado bajo escrutinio por seguridad durante más de una década. Por lo tanto, se podrían encontrar nuevas vulnerabilidades. Sus defensores creen que el riesgo vale lo que se ganaría en términos de beneficios ambientales, además de involucrar a un grupo más amplio de usuarios en el proceso.