Hay una abundancia de altcoins. ¿Qué son y por qué son inversiones tan arriesgadas?

Las altcoins. ¿Qué son y por qué son inversiones tan arriesgadas?

  • Las altcoins se nombran acertadamente. Son una alternativa al actor principal en el campo de las criptomonedas, Bitcoin. Más allá de la variedad de parodias y memes, toneladas de negocios fallidos, clones de bitcoin y estafas elaboradas, es posible que descubra algunas oportunidades de inversión reales.
  • Las altcoins están vinculadas por las cadenas de bloques para las que fueron diseñadas. Una proporción significativa de estas empresas son spin-offs (separadas) de las redes blockchain originales que ejecutan Bitcoin y Ethereum. Estos descendientes fragmentados suelen ser el subproducto de un grupo de desarrolladores de ideas afines que se unen para crear sus propias piezas distintas como alternativa a la vanguardia.

Las altcoins como Litecoin, derivada de la cadena de bloques de Bitcoin en 2011, fue la primera moneda alternativa en llegar al mercado. Litecoin opera un proceso de verificación de prueba de trabajo (PoW) único, conocido como Scrypt, que afirma ser más rápido y más eficiente energéticamente que el mecanismo de consenso PoW de su predecesor.

Hay miles y miles de monedas actualmente en circulación. Constantemente se introducen nuevas monedas digitales, y muchas intentan ofrecer a los inversores una reserva de valor única o establecer algún tipo de aplicación en línea o del mundo real.

Sin embargo, aquellos que dudan en invertir en la industria de las criptomonedas citan una volatilidad intensa, evidencia mínima de adopción práctica y preocupaciones de exposición de alto riesgo como justificación de sus dudas.

Entonces, ¿qué altcoins están listas para la inversión?

Claramente, existe un apetito inversor por este tipo de proyectos tecnológicos innovadores. La naturaleza fundamental de la criptomoneda es desestabilizar los sistemas de pago tradicionales con la esperanza de provocar una revolución financiera global.

Invertir en altcoins podría ser una forma de apoyar este potencial ecosistema fiscal futuro. Mantener las monedas, en lugar de intercambiarlas por ganancias superficiales, puede generar un crecimiento a largo plazo.

La popularidad de las altcoins tal vez pueda determinarse por su valor de cotización en los intercambios digitales, como CoinMarketCap. La gran mayoría de las criptomonedas en las 50 monedas principales por capitalización de mercado tienen un valor de mercado de activos total de más de mil millones de dólares.

Las 20 principales monedas alternativas por capitalización de mercado:


Fuente: CoinMarketCap. Datos precisos al 20 de septiembre de 2022.

Las altcoins enumeradas anteriormente tienen una variedad de propósitos y casos de uso diferentes. Entre ellos están monedas estables (USDT, USDC) con la intención de ofrecer un par de mercado justo con monedas fiduciarias; monedas de memes (DOGE), que puede haber comenzado como una broma, pero se ha convertido en activos digitales populares; fichas de gobierno (DAI) otorgando privilegios exclusivos de voto en la red; y fichas de utilidad (ETH) para consolidar transacciones en la cadena de bloques.

Invertir en una empresa basándose únicamente en su capitalización de mercado no es una estrategia recomendada. Muchos factores determinan si una inversión vale la pena o es conveniente.

Aquí hay seis altcoins que podría valer la pena considerar si desea invertir en algo más que Bitcoin.

Aumentar los riesgos para aumentar las recompensas: la incertidumbre de las altcoins

El riesgo más inherente asociado con cualquier inversión en criptomonedas es el colapso.

Las criptomonedas alternativas tienen una tasa de fallas notablemente alta. En 2018, He Baohong, director de la Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (CAICT), estimó que el 92 % de todos los proyectos de blockchain fracasan.

Baohong señaló que de las más de 80 000 empresas de cadenas de bloques que se lanzaron desde que la tecnología se convirtió en el libro de contabilidad digital de Bitcoin en 2008, solo 6400 (8 %) todavía se mantenían activamente. Estimó que la vida útil promedio de un proyecto de cadena de bloques era de solo 1,22 años.

Si bien ha habido una gran cantidad de altcoins lanzadas con éxito desde 2018, es poco probable que estas estadísticas hayan fluctuado mucho. Esta lucha por la supervivencia y la falta de longevidad habla de la infancia de la industria y la inexperiencia de los inversores.

Si invierte en una altcoin que falla, corre el riesgo de perder todos sus intereses creados. Hay un número finito de aseguradoras que ofrecen protecciones limitadas, como la cobertura contra robo. Las pólizas integrales son difíciles de conseguir y si solo está invirtiendo un pequeño capital, los costos pueden no ser justificables.

La abrumadora influencia de Bitcoin

También es importante darse cuenta de que, aunque a menudo no es intencional, el valor de las altcoins suele estar inextricablemente vinculado al rendimiento del mercado de Bitcoin. Los problemas normativos y de cumplimiento disuaden a muchos intercambios de criptomonedas de permitir el comercio de moneda fiduciaria a criptomoneda. Debido a su distinción como la criptomoneda original y más grande por capitalización de mercado, Bitcoin es el principal par de mercado utilizado por los comerciantes cuando invierten en altcoins.

Por lo tanto, si Bitcoin experimenta un movimiento de precio negativo, es probable que la mayoría de las altcoins experimenten una depreciación similar. Hay monedas estables, como Tether, que se pueden usar como un par de divisas fiduciarias/criptográficas vinculadas.

Los costos de la regulación y el aumento de las estafas

El Gobierno Federal pronto llevará a cabo una revisión exhaustiva de las prácticas regulatorias necesarias para supervisar los desarrollos y brindar protecciones adecuadas al consumidor para la incipiente industria de criptomonedas de Australia.

Sin embargo, cualquier supervisión del gobierno probablemente resultará en aranceles e impuestos adicionales.

La Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC) no reconoce las criptomonedas como productos financieros y tiene poca o ninguna capacidad para proteger a los inversores contra las trampas que se encuentran a menudo, como el fraude y las estafas.

Más de la mitad de todas las pérdidas por estafas en los primeros cuatro meses de este año se atribuyeron a estafas de inversión que involucran criptomonedas, según Scamwatch de la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC).

Ordenar lo mejor del grupo

Llevar a cabo una investigación exhaustiva, establecer un presupuesto de inversión, regular su frecuencia de negociación y establecer objetivos financieros a corto y largo plazo puede ayudarlo a reducir su riesgo y brindarle un plan de inversión integral.

También puede ser recomendable consultar a un asesor financiero, especialmente un experto en inversión y gestión de activos digitales. También pueden ayudar a aquellos que buscan hacer crecer una cartera más grande de criptoactivos, desde altcoins hasta cryptoart.

Tenga en cuenta que toda inversión es un riesgo. El rendimiento pasado no es un indicador fiable del rendimiento futuro. Antes de invertir en criptomonedas, acciones o cualquier otro activo, considere buscar asesoramiento financiero para determinar las mejores opciones para su situación financiera y sus objetivos.

 

Deja un comentario